De todo un poco…….

Entradas etiquetadas como ‘sexo’

10 tipos de mujeres en la cama…..

Entender a las mujeres resultó ser una misión mucho más complicada que ir a la Luna, el Apolo 11 llevó al hombre hasta nuestro satélite natural hace más de cuatro décadas y aun seguimos descubriendo infinidad de misterios femeninos, y quizá nunca lleguemos a conocerlas del todo. Por otra parte, muchos dicen que gran parte de nuestro día a día se basa en el sexo, y no podemos ignorar que como un medio para la perpetuar la especie es lo único que tenemos como civilización. Armando una ecuación y combinando estos dos factores en posible que el resultado sean verdaderas aventuras con nuestras mujeres a la hora de ‘perpetuar la humanidad’, es por eso que hicimos está lista de los 10 tipos de mujeres que podrías llegar a encontrarte en la cama.

 La inexperta.

Se necesita paciencia para tratar con el tipo de mujer sin experiencia, no tiene iniciativa, no sabe cómo dar ese sabor al momento, hace unos trabajos burocráticos y le falta esa malicia extraña que las mujeres aprenden con el tiempo. De todos modos, después de un tiempo mejoran con la práctica.

 La tímida.

Lidiar con la tímida es peor que tratar con la inexperta, la tímida siempre quiere hacer todo con las luces apagadas, no se suelta durante la acción, rara vez disfruta de tomar el mando, y a menudo está completamente cerrada y parece una muñeca estática esperando que tú hagas todo el trabajo.

 La difícil.

El tipo de mujer complicada. No le gusta hacerlo en el coche porque dice que es incómodo, prefiere los moteles caros y bastante espaciosos. Odia que la jalen del pelo, no gozan de hacer un trabajo y se enojan por casi todo. Se cree una princesa de cuento y cree que es algo bonito y delicado.

La performance.

Vio un video de Sasha Grey y ahora se cree la mayor estrella porno del mundo, imita todo lo que vio en el video. Solo que lo hace todo de forma artificial. Otra característica de la performance es que gusta de verse en el espejo mientras tiene relaciones, ya que es su sueño ser una estrella famosa.

La escandalosa.

Tipo de mujer a la que le gusta el acto salvaje, el problema es que ella no sabe gemir y aúlla como si la estuvieran apuntando con una pistola. Además hace muecas que la hacen parecer como si estuviera exorcizando la comida. Ella no entiende que berrear de esa forma asusta a nuestro compañero.

La narradora.

Todo el mundo conoce la necesidad femenina de hablar eternamente, incluso, hay mujeres que no pueden dejar de hablar cuando están teniendo relaciones, en otras palabras te narran la sesión completa. Ellas hablan de lo que están haciendo, dicen lo que van a hacer, lo que sienten, hablan, hablan, hablan…

La mentirosa.

Mentir es otra de las especialidades de la mujer, algunas en su afán de ser útiles e interesantes, mienten sobre todo. Dicen que eres el mejor hombre que jamás hayan visto, que es maravilloso, todo es perfecto. Pero todo es siempre tan sensacional que es imposible creer en ellas.

La oportunista.

El tipo común. Ella siempre parece accesible, y se va a esforzar por hacer todo lo que quieras, pero al final viene el golpe trapero, ella quiere pedirle algo a cambio. Es decir, usan el acto con segundas intenciones. 95% de las mujeres han utilizado esta táctica una vez en sus vidas.

La traviesa.

Un tipo interesante, la mujer que salió de su casa con el fin de darlas. Ya sea que te conozcan o no, no importa si eres su amigo, el novio de su amiga, si te conoce del trabajo, la universidad, si eres el marido de su jefa, ella quiere comerte. Vale la pena tomar ventaja de este tipo de depredador insaciable, aunque puede convertirse en una Oportunista a las primeras de cambio, así que ir con pies de plomo.

La animada.

Tipo raro de encontrar. Curiosamente, es el tipo de mujer que no encaja en ninguno de los tipos anteriores. Ella es buena gente y condescendiente, pasa de practicarlo a toda hora, no tiene la pretensión de probar todas las posiciones, no es oportunista, ni escandalosa…

Via

Anuncios

Monólogo sobre las teorias del amor………

Quien dijo que trasmitir conocimiento es aburrido, cuando sea grande quiero tener esta habilidad de comunicar….chéquenlo

via

Cuando los hombres decimos “NO” al sexo……

Los medios de comunicación siempre otorgan los mismos papeles tradicionales: el hombre busca sexo y la mujer lo administra estableciendo sus propias reglas sirviéndose del inextricable deseo oculto. Los clichés dictan que en el varón heterosexual es una criatura perpetuamente hambrienta de sexo, mientras que las mujeres suelen anteponer pretextos relacionado con el humor, dolores de cabeza, cansancio o la menstruación con el único objetivo de no tener relaciones sexuales. Sin embargo, según algunas fuentes femeninas la tendencia podría estarse revirtiendo.

Bajo el seudónimo de Siobahn Rosen, una blogger activa la alarma sexual para denunciar que es un fenómeno cada vez más extendido el que los hombres no cumplan con las expectativas de su pareja respecto al sexo. La velocidad de la vida moderna, la necesidad de levantarse temprano para internarse en el calvario del transporte público o en el estresante tráfico, o incluso los tabúes y los mitos que todavía prevalecen con respecto a la función sexual de los hombres, siguen abriendo una brecha entre la parejas durante las horas nocturnas.

– “No es una visita al dentista, es sexo”, dijo una indignada Rosen. Y tiene razón: a veces la negativa a mantener relaciones sexuales con nuestras parejas obedece a razones válidas de orden física, emocional o laboral, sin embargo, debemos tener en cuenta que al estar en una relación aceptamos un conjunto de acuerdos que implican considerar y satisfacer en la medida de lo posible, y a veces de los imposible, las necesidades de nuestra pareja. Además, las ventajas son para ambos.

Pero, ¿cuánto sexo es suficiente? Según Rosen, en un pequeño estudio con su grupo de amigas en la misma situación (insatisfacción), los problemas surgen cuando las relaciones sexuales con sus parejas suceden menos de una vez a la semana. Según ella, los hombres no consideran la perspectiva de amplio espectro:

 – “¿Tener sexo de cuatro o cinco veces por semana? Eso sería genial. El punto es que ello deben tratar de decir ‘sí’ con más frecuencia?”.

Y ahí es donde la puerca tuerce el rabo: el hombre pasa mucho tiempo invirtiendo mucho en una buena relación sexual, tanto, que al final termina cansando de este juego del gato y el ratón y simplemente disfruta más de jugar videojuegos (en el mejor de los casos) o busca a otra que no use el sexo como moneda de cambio (en la peor de las situaciones).

No querer tener sexo no vuelve a un hombre impotente, ni a una mujer frígida: son decisiones contingentes que los seres humanos subjetivamente tomamos con respecto a nuestro cuerpo y la negociación con el cuerpo del otro. Sin embargo, los hombres y las mujeres deben considerar que un poco de esfuerzo invertido en el placer de la pareja, podría dar lugar a una misma consideración para ellos en el futuro.

Fuente

Nube de etiquetas