De todo un poco…….

Entradas etiquetadas como ‘gps’

Inventos nacidos en guerra…..

Más allá de su sentido bélico, la palabra guerra es también sinónimo de un período de gran creatividad. Ha sido durante los grandes conflictos que los humanos desarrollaron un gran número de dispositivos y objetos que se utilizan a diario en todo el mundo. La computadora, el láser y hasta la leche condensada son ejemplos de invenciones que surgieron en las épocas de guerra.

Internet.

Ante el temor de un inminente ataque soviético durante la Guerra Fría los científicos estadounidenses construyeron una red de comunicaciones descentralizada, que permitía “dividir” la información en varias “piezas”, la llamaron ARPANET. Por lo tanto, si un espía de la URSS llegaba a tener acceso a la información de una unidad militar de EE.UU., acaba de obtener un pedazo de información y no el plano completo.

A principios de 1990, la World Wide Web se popularizó de una forma abrumadora, su utilidad la hace, tal vez. la más importante de todas las invenciones tecnológicas que han surgido durante la guerra.

Según datos de Internet World Stats en el continente americano hay alrededor de 941,274,996 habitantes, lo que supone el 22% de la población total del continente tiene una conexión a Internet, es decir que 2 de cada 10 personas  y una de cada 5 lo ha utilizado alguna vez.

Microondas.

La forma en que se inventó el horno de microondas es un tanto curiosa. Durante la Guerra Fría, Percy Spencer, un estadounidense que trabajaba en la proveedora militar Raytheon, inspeccionaba las válvulas mecánicas utilizadas en los radares y que generan energía, llamadas magnetrones. Después de pasar algún tiempo cerca de dicho equipo, Spencer notó que un chocolate que llevaba en el bolsillo se había derretido. No pasó mucho tiempo para que él creara un dispositivo para calentar la comida basado en este principio, que se utilizó por primera vez en 1946.

Raytheon compró la idea y presentó el primer microondas, que pesaba 340 libras y costaba alrededor de $ 2,000 dólares.

Sartén de teflón.

Otro invento que surgió por casualidad. Justo antes de comenzar la Segunda Guerra Mundial, en 1938, Roy J. Plunket realizaba experimentos con gases de refrigeración en los Estados Unidos. El Dr. Plunket y su ayudante, Jack Rebok, mezclaron gases de nombres raros como clorofluorocarbonos (CFC) y tetrafluoroetileno (TFE) en busca de alternativas para la refrigeración. El experimento no salio según lo planeado y el resultado fue una sustancia en la que casi nada se adhería.

En 1945, el invento fue llamado teflón. Los primeros usuarios del nuevo producto fueron los militares estadounidenses, quienes aplicaron el teflón para revestir tubos y sellos utilizados en la producción de material radiactivo para la primera bomba atómica. Con el final de la Segunda Guerra Mundial, la sustancia llegó a ser utilizada para diversos fines, tales como los recubrimientos de las sartenes.

La computadora.

Otro subproducto de la Guerra Fría. Los ingenieros de la Universidad de Pennsylvania, EE.UU., desarrollaron en 1946 un dispositivo llamado Eniac, su objetivo era auxiliar en los cálculos de la artillería. La máquina tenía más de 2 m de altura y cubría un área de 15 m por 9 m, a un “modesto” costo de $ 400,000 dólares. Lo que no sabían era que la invención invadiría los hogares de todo el mundo y superaría la marca de los mil millones en 2008, proyectando llegar a 2 mil millones en 2014.

Margarina.

Previo a la Guerra Franco-Prusiana (1870-1871), el entonces emperador de Francia, Napoleón III, sobrino de Napoleón Bonaparte, ofreció un premio a quien pudiera encontrar un buen sustituto barato de la mantequilla, un producto caro y escaso de la época.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Fabricantes de Margarina en los Estados Unidos, una entidad creada con el fin de ayudar a un consumo moderado del producto, no pasó mucho tiempo para que Hippolyte Mège-Mouriès, un químico francés, se llevara el premio en 1869 con la invención de la oleomargarina, que más tarde sería llamada margarina solamente. Con precio más asequible y razonable, la margarina sirvió tanto para abastecer a las tropas napoleónicas durante la guerra como para ofrecer una opción de poco costo a los franceses más pobres.

Toallas sanitarias.

Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército requería una forma más eficiente para cubrir las heridas y hacer vendajes a los soldados, durante un periodo la necesidad se hizo más evidente cuando el algodón comenzó a escasear. De acuerdo con el Museo de la Menstruación New Carrollton (EE.UU.), en 1914, la empresa estadounidense Kimberly Clark encontró que la celulosa de la pulpa de madera podría ser más que un simple papel, sino un material cinco veces más absorbente que el algodón, y significativamente más barato, la compañía desarrollaba el cellu-cotton.

En una época en que las mujeres llevaban trapos y objetos similares para su menstruación, no pasó mucho tiempo para que las enfermeras se dieran dan cuenta de que el nuevo papel absorbente de Kimberly también podría ser utilizado para este propósito. La compañía rediseñó el producto, convirtiéndolo en el absorbente que las mujeres usan hoy en día.

Láser.

En medio de la guerra tecnológica librada entre estadounidenses y soviéticos durante la Guerra Fría, el estudio de la luz era una obsesión de ambas partes. Si los americanos dieron el primer paso con creación del máser (un dispositivo similar a un láser que produce microondas en lugar de luz visible, pero no continuamente), los soviéticos contraatacaron con la creación de algo semejante, pero que permitía la emisión de ondas de forma continua.

En 1960, un físico estadounidense de EE.UU. llamado Theodore H. Maiman construyó el primer láser (cuya siglas significan Light Amplification by Stimulated Emission of Radiation). Actualmente, el láser se aplica para diversos fines tales como la industria en la soldadura de partes de automóviles hasta en la medicina, como en cirugías ópticas y eliminación de piedras en el riñón.

GPS.

Está presente en muchos tipos de teléfonos móviles, ordenadores portátiles y tabletas de la actualidad, el GPS (siglas de Sistema de Posicionamiento Global, o “geo-posicionamiento por satélite”) fue desarrollado por el sistema de defensa de los EE.UU. en 1973, durante la Guerra Fría. El objetivo de la invención era superar las limitaciones de los sistemas de navegación de la época.

Actualmente, los Estados Unidos mantienen cerca de 24 satélites en órbita, que abarcan toda la longitud de la Tierra. El GPS recibe señales de los satélites y las utiliza para determinar su posición en el planeta.

Leche Condensada.

Durante la Guerra de Secesión(1861-1865), el conflicto entre el norte industrializado de los Estados Unidos en contra de la esclavitud del sur, los estadounidenses buscaron una forma efectiva de mejorar el almacenamiento de la leche, reducir su volumen y superar la falta de refrigeración. Para ello, evaporaron el agua de la leche y añadieron azúcar para mantenerla por más tiempo. El resultado es la leche condensada tal como la conocemos hoy en día.

Según el Smithsonian Institution National Museum of Natural History, Gail Borden, nacido en Nueva York, descubrió cómo producirla industrialmente y patentó el invento en 1851. Leche condensada se dejó 10 años en el olvido, hasta el comienzo de la guerra, cuando los Estados del Norte incluyeron el producto en la ración básica de las tropas, comprando a gran escala. No pasó mucho tiempo para que se llegara a popularizar, llegando a ser consumida en el mundo.

M&M´s

En medio de la Guerra Civil Española (1936-1939), un hombre de negocios americano llamado Forrest Mars descubrió que algunos soldados comían bolitas de chocolate, envueltas a mano con una cascara de azúcar dura. La función de la cubierta era impedir que se derritiera el chocolate, ya que todas las tropas las transportaban en mochilas y bolsas.

Poco después Forrest patentó la idea y la llevó a los Estados Unidos. Los llamaron M & M, un nombre derivado de las iniciales de los apellidos de Mars y su compañero, Bruce Murrie, con la jerga clásica “se derrite en tu boca, no en tu mano“. Según el sitio web oficial de la compañía, el “boom” del chocolate se produjo en 1941, cuando los M & M fueron incluidos en el paquete de comida de los soldados estadounidenses que fueron a la Segunda Guerra Mundial, por lo que el producto se hizo mundialmente famoso.

Fuente

Anuncios

Como Crear un Mapa Personalizado Google Maps – Personal o Negocio…..

Esta característica existe hace rato en los mapas de Google, si lo haz olvidado o no recuerdas como hacerlo,  de la manera más sencilla y sacarle provecho al impresionante servicio de Google que nos permite crear mapas personalizados con marca, rutas, formas, agregar video, imágenesy compartir en la web.

Incluir un Sitio (Negocio o Personal)en Google Maps

Abre tu Navegador y pega esta dirección https://maps.google.com/ e inicia con tu cuenta de google para guardar tus mapas.

#2. En la sesion “Mis Sitios” – selecciona “Crear Mapa

#3. Agrega un título y una descripción para tu mapa. Ejemplo “Casa Pepe” y define si es una publicación Publica (Para Negocios ) o Restringida (Personal) – Clic en Guardar.

#4. Ahora Busca en el Mapa la dirección en tu Ciudad o localidad, usando la herramienta de Zoom – Marca la posición con el icono del globo en el mapa.

#5. Agrega un título y una descripción, Cambia el icono del globo por otro que represente el lugar.
Si quieres cambia a vista satélite para tener una mejor precisión del sitio y haciendo clic en Texto Enriquecido – inserta imágenes, videos enlaces

Trazar una Ruta – Google Maps

Aquí también se puede trazar una ruta con el icono de trazar insertar un punto en el inicio y sigue marcado más punto hasta el final – dale un título y haciendo clic en icono, personaliza el color y ancho de la línea.

Nota: en “Edición de HTML” – inserta un vídeo de Youtube con tan solo pegar el código de inserción que está en Youtube.

Finalmente para compartir o insertar en un sitio Web – haz clic en botón de enlazar y copia la URL o el Código de Inserción para tu Pagina Web.

La otra persona u usuario visualizara el mapa con las rutas, imágenes y vídeos que hayas insertado en el mapa sin necesidad de tener una cuenta en Google.

Para incluir un negocio o empresa en Google con toda la información de contacto, dirección, domicilio, opciones de pago, horario, fotos y vídeos, visita tu negocio en Google Maps

Algo sobre GPS…..

Gracias al GPS, determinar nuestra localización es ahora cuestión de un simple toque en nuestras pantallas táctiles.

¿Cómo se consiguen esos datos? ¿Cómo sabe nuestro teléfono que estamos en un punto determinado en unos instantes? Es algo que jamás hubiéramos imaginado poder hacer hace diez años, y menos con un teléfono que se puede considerar como un miniordenador de bolsillo. El secreto radica en 24 satélites que orbitan nuestro planeta, y cuyos sensores cubren toda su superficie. Cuando queremos localizarnos con un dispositivo que use GPS, éste recibe una señal de como mínimo tres satélites que triangulizan nuestra posición basándose en el tiempo que tarda la señal enviada en llegar al dispositivo desde los satélites.

El detonante: el efecto doppler y los rusos

Todo empezó el 4 de octubre de 1957, con el lanzamiento del primer satélite artificial por parte de los rusos. El Sputnik I era medido usando el efecto Doppler, un fenómeno en las ondas de sonido provenientes de un objeto móvil responsable de que el sonido de un tren sea diferente cuando se aleja que cuando se acerca. Los estadounidenses aprovecharon este sistema creando a TRANSIT, que conseguía lo mismo y se aplicó militarmente en los años 60 para poco más tarde estar disponible para uso comercial.

Lo malo del sistema TRANSIT es que para poder recibir la posición correcta debías estar quieto, y dicha posición no se actualizaba hasta dentro de 40 minutos. Tuvimos que esperar hasta los años setenta para que la Fuerza Armada de los Estados Unidos desarrollara un sistema más complejo y eficiente, con una red de once satélites que no saldrían de la atmósfera terrestre hasta los años ochenta. El sistema, para ese entonces, se llamaba NAVSTAR GPS. Personajes como el científico Roger L. Easton, Ivan A. Getting y Bradford Parkinson, considerados padres del sistema GPS, recibieron reconocimiento en forma de premios y honores estatales por su duro trabajo durante esos años.

A partir de entonces, la red de satélites se ha ido modernizando y haciéndose más grande. Ronald Reagan, ex-presidente de los Estados Unidos, ordenó que el GPS pudiese ser usado por los servicios civiles después de que un avión con 269 personas a bordo que entró en el espacio aéreo restringido de ese país, fue abatido por las fuerzas rusas. Bill Clinton, predecesor de George Bush en la presidencia del país norteamericano, contribuyó a que el sistema ganara cinco veces más precisión con una orden para eliminar una restricción que impedía una mayor precisión de cien metros.

En abril de 1995, los Estados Unidos consideraron que la red de satélites tenía una capacidad operacional total. De aquí a nuestros días, el GPS ha sido utilizado por las organizaciones militares para mantener buenos datos de la posición de sus naves y vehículos, aunque ahora lo usan incluso todos los soldados de forma individual.

La aplicación en el mercado doméstico y social: un boom en los coches y otro en los móviles

El GPS tuvo su primera entrada al mercado general con los navegadores para el coche. ¿Quién no sabe lo que es un TomTom? A cien metros. Gire. A la. Derecha. Lo que en un principio estaba reservado para los vehículos de gama alta y se encontraba irremediablemente integrado en la consola de conducción, ahora se puede comprar para cualquier coche e incluso moto a un precio mucho más asequible.

Pero donde realmente el GPS ha encontrado su mayor explosión es en los terminales móviles cobrando la forma de A-GPS o GPS asistido ayudándose de las torres de telefonía y las redes Wi-Fi públicas para posicionarse mejor. El iPhone de Apple fue el primer terminal en exprimirlo tanto como pudo, y con su competencia adoptando la misma actividad han nacido centenares de servicios y redes sociales que toman nuestras coordenadas como base (Foursquare siendo la más popular). Paralelamente, por supuesto, han surgido problemas de privacidad relacionados con nuestra localización.

¿Y el futuro? ¿Cómo podemos exprimir aún más el sistema GPS? Las redes sociales y servicios que veremos nos lo dirán. También hay que destacar a Galileo, el sistema de geolocalización europeo que podrá interoperar con el GPS (y su equivalente ruso GLONASS) para ofrecer coordenadas con un margen de error minúsculo. Parece que en los próximos años veremos, principalmente, un aumento en la rapidez y en la exactitud de nuestras coordenadas. Esperemos que esto no suponga un aumento de la basura espacial debido a demasiados satélites, un problema que por desgracia es ya demasiado evidente.




 



Nube de etiquetas