De todo un poco…….

“La educación no es para reformar estudiantes o entretenerlos o hacerles unos técnicos expertos. Es para inquietar sus mentes, abrir sus horizontes, encender sus intelectos, enseñarles a pensar correctamente, si es posible.”
—Robert M. Hutchins

Me gusta mucho la frase arriba expuesta, pero yo me pregunto ¿es posible?, cada fin de semestre en la Facultad donde imparto clase el cumulo de profesores clamamos la misma frase al aire “cada vez los alumnos están peor”, “ya no es posible tener alumnos peores” y viendo que el cuadro se repite semestre con semestre todos hemos pensado “creo que soy yo el que está mal”, “posiblemente tengo que modificar mis formas y mis métodos” y finalmente lo digo con conocimiento de causa nos llega el síndrome de Burnout, así es, un estado de decaimiento físico, emocional y mental, caracterizado por un cansancio, sentimiento de desamparo, desesperanza, y por el desarrollo de una serie de actitudes negativas hacia la docencia y los alumnos.

Pero que es lo que pasa con estos alumnos, yo pienso que esa falta de interés por aprender, la apatía, la falta de compromiso y su indiferencia se deben en gran medida al derroche de tecnología que existe en nuestros días. Hace quince años, cuando un profesor entraba al aula se encontraba con alumnos que no se planteaban qué estaban haciendo allí, simplemente aceptaban esa realidad. Hoy, en cambio, se confronta con una treintena de clientes consagrados al consumo de bienes materiales, desde zapatillas hasta iPods y celulares de última generación. Así, bajo esta nueva consigna, los alumnos acaban confundiendo deseos superficiales con necesidades básicas; Los alumnos de hoy quieren consumir educación a la carta, como quien compra productos electrónicos.

Andrew Darley, en su libro “La Cultura Visual – Digital”, plantea lo siguiente: “Se trata de una cultura que, en sus prácticas y expresiones, cada vez privilegia más la forma en detrimento del contenido, lo efímero y lo superficial en detrimento de la permanencia y la profundidad, y la imagen por la imagen en detrimento de la imagen como referente”.

Por lo tanto, debemos comprender que el alumno con el que diariamente nos relacionamos ha nacido y se ha desarrollado en una sociedad distinta a la nuestra, una sociedad que es dirigida y que sólo subsiste gracias a la tecnología, por ello, la noción de vida que el alumno tiene, y por ende, la noción de aprendizaje que posee, no es igual a la de alumnos antiguos porque simplemente el forma parte de una generación diferente.

Nuestros alumnos han crecido bajo el alero del computador y su herramienta más poderosa: Internet. Esta idea, aunque parezca simple, es la que explica el comportamiento de nuestros alumnos, pues el ordenador e Internet han mutado la concepción de tiempo y espacio de nuestros alumnos, han traído hacia ellos el mundo entero sin el menor esfuerzo físico, han implantado la cultura de la imagen y han inculcado en ellos la mezcla de la palabra con la imagen y el sonido en el menor tiempo posible. Han desarrollado la valoración de la velocidad y el conocimiento de realidades múltiples (reales o virtuales). Además, nuestros alumnos están siendo continuamente “bombardeados” por cantidades impresionantes de información.

Bueno, de cualquier manera ¡¡¡Gracias!!! por sus felicitaciones este pasado 15 de mayo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: